AhorrarEnEnergia.es

Autoconsumo fotovoltaico

icono_autoconsumo
¡Te asesoramos sobre Autoconsumo energético!
Nuestros expertos en energía te resolverán todas las dudas que tengas sobre autoconsumo eléctrico: tipos, características técnicas, instalación de placas solares, normativa española…. ¡De manera gratuita y sin compromisos!
Autoconsumo fotovoltaico

Hoy en día existe una mayor preocupación por el medio ambiente y por la eficiencia energética. Y por ello, cada vez más hogares y empresas se pasan al autoconsumo solar gracias a los avances tecnológicos, bajada de precios en las instalaciones, la mejora del proceso administrativo y las ayudas gubernamentales. Este modelo energético es cómodo y económico a largo plazo. 

¿Qué es el autoconsumo fotovoltaico?

Por un lado, el autoconsumo hace referencia al autoconsumo eléctrico y a la generación de energía en nuestros hogares, en lugar de en grandes centrales. Gracias al auge de las energías renovables se ha hecho posible la producción de nuestra propia energía. Las principales ventajas de este modelo energético es la autonomía y el ahorro en las facturas. 

Por otro lado, el término fotovoltaico se relaciona con la energía producida por la luz solar. Este tipo de energía requiere de la instalación de paneles solares, que existen de varios tipos. 

Por lo tanto, el autoconsumo fotovoltaico se produce cuando personas o empresas consumen la energía solar producida en instalaciones fotovoltaicas cercanas al punto de consumo. 

Requisitos para instalar placas solares para el autoconsumo

Para poder realizar una instalación debemos tener en cuenta ciertos requisitos y características del terreno. 

Tipos de autoconsumo fotovoltaico

Existen dos tipos de autoconsumo fotovoltaico en función de a dónde va dirigido su excedente. 

Autoconsumo sin excedentes

Subtipo 1A

Instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo con potencia menor de10 kW.

Subtipo 1B

Instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo con potencia entre 10 kW y no mayor de 100 kW.

Se refiere a las instalaciones que disponen de un sistema que impide que la energía que sobra vuelva a la red. Para ello, se pueden añadir baterías para almacenar la energía sobrante y usarla en momentos en los que no se está generando energía solar, como por la noche o en días nublados. 

Autoconsumo con excedentes

En este caso, son las instalaciones que permiten que la energía sobrante vuelva a la red de distribución, lo que permite obtener una compensación en la siguiente factura.  

Las instalaciones fotovoltaicas pueden ser individuales o compartidas, es decir, que la misma instalación está conectada a varias viviendas o a una comunidad de vecinos. 

Ventajas de los sistemas de autoconsumo fotovoltaico respecto al consumo de red

  • La instalación de este modelo energético se ha abaratado, mientras que las tarifas de luz de las comercializadoras se han encarecido. 
  • Se reduce la dependencia de las compañías de luz y gas. 
  • La energía solar es gratuita, inagotable, limpia y respetuosa con el planeta. 
  • Es un método a largo plazo, las instalaciones pueden durar más de 25 años por lo que se reduce la necesidad de invertir en nuevas redes y se reduce la pérdida de energía en la distribución de la red. 
  • No existe problema de abastecimiento y su consecuente encarecimiento de energía en las horas punta, ni cortes de electricidad ni caídas de tensión. 
  • Protección del entorno por el uso de energía renovable y la minimización del impacto de las instalaciones eléctricas. 
  • En el caso de las instalaciones conectadas a la red, obtienes una compensación por el excedente. Además, se puede aprovechar las tarifas de discriminación horaria, que en los momentos que se puede hacer autoconsumo (noche), los kwh son más baratos. 
También te puede interesar ...