Ahorrar en Energía

Ahorrar en Energía

Autoconsumo

Nuestros expertos en energía te resolverán todas las dudas que tengas sobre autoconsumo eléctrico: tipos, características técnicas, instalación de placas solares, normativa española…. ¡De manera gratuita y sin compromisos!
Endesa
Iberdrola
Naturgy
Repsol
TotalEnergies

¿Qué necesitas para una instalación de autoconsumo eléctrico?

Los recientes cambios legislativos, establecidos por el Real Decreto 244/2019, permiten nuevas modalidades de autoconsumo energético, como las instalaciones de autoconsumo compartido entre usuarios.
Con el RD 244/2019 desaparece la obligatoriedad de instalar un contador adicional en el exterior del inmueble y otras trabas administrativas y técnicas. También son más sencillos los trámites para legalizar la instalación.

Tipos de autoconsumo ​

Antes de lanzarte al autoconsumo, necesitas auditar tus necesidades energéticas. Cuando la instalación no es la adecuada a las necesidades del usuario, puede cortarse el suministro en ciertos momentos de alto consumo eléctrico.

La energía fotovoltaica es intermitente porque depende de la luz solar. De noche o en los periodos lluviosos de escasa radiación solar no se genera energía. Además, el usuario, por sus circunstancias, puede incrementar su patrón de consumo eléctrico y la potencia puede resultar insuficiente.

A menos de que dispongas de la infraestructura y medios para una autosuficiencia energética total, solo las opciones de autoconsumo conectado a la red garantizan el suministro estable. Una solución de autoconsumo son los sistemas conectados a la red o con acumuladores y baterías.

Las instalaciones de autoconsumo se diferencian en el grado de dependencia de la red general de distribución eléctrica. Destacan las siguientes:

Autoconsumo aislado

El usuario es autosuficiente. Genera toda la energía que consume y no necesita conexión a la red eléctrica, ni contratar el suministro con una comercializadora. Tampoco se paga el peaje por uso de la red que sí costean los demás usuarios.

En contrapartida, en caso de picos de consumo pueden producirse cortes de energía. Para solventar los fallos de suministro, el usuario aislado depende de su infraestructura de almacenaje en baterías o acumuladores.

Autoconsumo conectado a la red

La instalación de autoconsumo dispone de una conexión a la red eléctrica. En los momentos puntuales en que el sistema no genere suficiente energía, se conecta a la red de distribución y toma de allí la electricidad. Con esta modalidad, el usuario paga una factura eléctrica como cualquier otro cliente de la red. Existen dos modalidades de autoconsumo conectado:

Consumo instantáneo. No se revierte a la red el excedente de energía. Con el vertido 0, la energía que no se consume, se pierde. La instalación es más asequible, porque no usa baterías donde almacenar la electricidad que sobra.

Consumo con vertido de excedentes a la red. El usuario recibe una compensación por su energía sobrante de dos maneras:

  • Venta de energía. La electricidad sobrante no se consume y se vende a la distribuidora. Consta en la factura como un descuento.
  • Balance neto. La energía excedente no se vende, sino que se vierte en la red para poder disponer de ella cuando el usuario lo necesite.

Características Técnicas

Una instalación de paneles fotovoltaicos consta de los siguientes elementos:

¿Qué se necesita para tener una instalación fotovoltaica?

Autoconsumo

Para instalar placas solares fotovoltaicas, necesitas superficie disponible en la cubierta del inmueble para ubicar los paneles, libre de sombras y que reciba una adecuada insolación.

En cuanto a la burocracia, necesitas permisos para modificación de la vivienda, el CIE (Boletín Eléctrico de la instalación de autoconsumo), contactar con la distribuidora de tu zona para informar sobre tu instalación de autoconsumo y, si eliges verter tu excedente de energía a la red, debes registrarte en el RAIPRE (Registro Administrativo de Instalaciones de Producción de Energía eléctrica).

¿Por qué instalar placas solares? Consejos prácticos

Autoconsumo | Consejos

Alternativas de placas fotovoltaicas: placas híbridas y térmicas

Existen placas solares térmicas que sólo sirven para calentar el agua caliente sanitaria (ACS) mediante la radiación solar. Aunque la apariencia es semejante, las placas solares térmicas no son placas fotovoltaicas y tampoco requieren su burocracia, cargas fiscales y requisitos técnicos.

Las placas fotovoltaicas generan electricidad mediante la radiación ultravioleta, y las térmicas generan calor mediante la radiación infrarroja. Como proveen de agua caliente sin recurrir a calentadores eléctricos o calderas, permiten ahorrar en la factura energética.

La última evolución de la tecnología son las placas fotovoltaicas híbridas, que combinan en un solo módulo las tecnologías térmicas y fotovoltaicas. Las placas híbridas resultan una solución perfecta para edificios con poca superficie de cubierta donde ubicar los paneles.

Según sus necesidades, el usuario puede elegir entre modelos híbridos donde predomina la generación de energía eléctrica respecto a la térmica o viceversa

Normativa en España

¡Te ayudamos con tus
gestiones de luz y/o gas!

¡Te ayudamos con tus
gestiones de luz y/o gas!

Cookies

Política de Privacidad

Aviso Legal