AhorrarEnEnergia.es

Energía de biomasa

icono_autoconsumo
¡Te asesoramos sobre Autoconsumo energético!
Nuestros expertos en energía te resolverán todas las dudas que tengas sobre autoconsumo eléctrico: tipos, características técnicas, instalación de placas solares, normativa española…. ¡De manera gratuita y sin compromisos!
Energía de biomasa

¿Qué es la energía de biomasa y cómo se relaciona con el autoconsumo?

La energía de biomasa consiste en la obtención de energía mediante la quema de materia orgánica. El principal material usado en ese modelo energético es la madera, aunque no es el único. Se pueden utilizar deshechos de agricultura como cáscaras de frutos secos o restos de arbustos, etc. 

El uso de energía de biomasa se ha popularizado gracias al auge del autoconsumo y las energías renovables, gracias a la preocupación de la población por el medio ambiente. 

Este tipo de energía tiene una producción barata, renovable y con menos emisiones por su forma de combustión. Esto ayuda a mantener limpio el medio ambiente y los bosques, ya que previene los incendios. 

Además, se puede instalar un acumulador para almacenar el calor sobrante. 

Tipos de biomasa:

Algunos ejemplos de fuentes son:

Energía de biomasa de Madera

Madera

Energia de biomasa de basura

Basura

Energía de biomasa natural

Partes de plantas

Energía de biocombustible

Biocombustible

La finalidad de la energía de biomasa es la generación de calor para procesos industriales, aunque también se utiliza para casas. Las instalaciones de generación de energía eléctrica a partir de biomasa inferior a 1 MWe se considera autoconsumo.

Ventajas y desventajas del consumo de energía de biomasa

Ventajas

Esta es la parte que genera la electricidad a partir del viento. Su potencia es inferior a 100 kwh. Tiene varias partes: 

Desventajas

Partes del sistema de autoconsumo de biomasa

Primero debemos elegir la caldera y su potencia, de este elemento dependerán los demás. Para decidir, se debe tener en cuenta: 

Luego podemos elegir el tipo de combustible o biomasa que vamos a utilizar en nuestra vivienda. Los pellets son la solución más usual, ya que no requieren un silo grande y las calderas son fáciles de montar con precios más bajos que las de astillas. 

Otro recurso posible es la leña, sobre todo en el entorno rural que quizá se tenga más disponible este material. En cambio, si tienes mucho consumo energético, lo más recomendable son las astillas. 

En función del material, hay que tener en cuenta el espacio de almacenamiento o silo. Si la caldera es de pellets podemos instalar uno prefabricado de carga manual o automática, hacer un silo de obra o instalar un silo enterrado. Elegir uno u otro dependerá del consumo medio de la vivienda y del espacio disponible. 

Para las calderas de astillas, el silo solo debe estar a resguardo del mal tiempo, sobre todo la lluvia y la humedad.  

Para las calderas de leña, la recarga es manual, por lo que simplemente necesitamos un lugar destinado a almacenar este material. 

El tipo de alimentación puede ser de dos tipos: por aspiración o a través de un tornillo sinfín. 

El primero permite que haya separación entre la caldera y el silo (hasta 20 metros) y tiene un menor consumo eléctrico. El segundo tipo, el silo y la caldera deben estar en espacios contiguos y al mismo nivel. 

La instalación hidráulica tiene los siguientes elementos: 

A quién va dirigida la energía de biomasa y requisitos

Para poder realizar una instalación de energía de biomasa, se deben tener en cuenta todos los elementos anteriormente mencionados. Conocer la potencia energética de tu vivienda y disponer del espacio necesario para almacenar el material y la instalación de la caldera. También hay que tener en cuenta el Real decreto del autoconsumo eléctrico. 

También te puede interesar ...